Dibujo y pintura

Desde que los niños son capaces de trazar por casualidad sus primeros garabatos descubren la magia que transmite el color y las formas. Aprenden pronto también que es una forma estupenda de transmitir sus emociones y sentimientos.

Aprovechamos pues este gusto natural de los niños por las expresión visual para canalizar todo su potencial creativo y enseñarles sobre colores, formas, texturas… El arte favorece la representación de sus experiencias, la descarga de emociones y el desarrollo de las destrezas motoras finas y de coordinación viso-motriz.

20 motivos por los cuales es importante iniciar a nuestros hijos en el camino del arte desde pequeños:

  • El arte estimula ambos lados del cerebro y todas las áreas del desarrollo-intelectual, social, emocional, motor, y de lenguaje de los niños.
  • El 33% de los niños son aprendices visuales y la música introduce a los niños a los sonidos y a los significados de las palabras.
  • Hay varios estudios científicos que demuestran que los niños que hacen arte leen mejor y sacan mejores notas en matemáticas y ciencias que los que no fueron incentivados en ninguna rama artística.
  • Los niños aprenden usando sus sentidos y el arte es ideal en este proceso.
  • Los niños necesitan un lugar en la escuela para expresarse y el arte es el mejor medio y recurso para ello. Los niños se benefician manifestando sus experiencias, positivas y negativas, pasadas y futuras, por medio del mismo.
  • El arte promueve la autoestima y brinda una oportunidad para que los niños se relacionen con otros alegremente.
  • El arte estimula a los niños a prestar más atención al espacio físico que los rodea.
  • El arte desarrolla la coordinación entre los ojos y las manos (coordinación viso-motora).
  • El arte estimula el desarrollo perceptivo. La música, por ejemplo, aparte de enseñarles acerca de escuchar y apreciar melodías y ritmos, favorece el cultivo de la memoria, la representación de acontecimientos, la descarga de emociones y el desarrollo de las destrezas motoras que se requieren al cantar, bailar o tocar algún instrumento.
  • El arte enseña a pensar dejando finales abiertos. Representa una cultura de preguntas más que una cultura de respuestas.
  • El arte enseña que puede haber más de una solución para un problema.
  • Participar en actividades artísticas ayuda a los niños a respetar otras maneras de pensar, a la vez que les da herramientas para resolver sus propios problemas y para comunicar sus pensamientos e ideas en diferentes formas.
  • El arte enseña a los niños a pensar creativamente para resolver problemas. Incentiva la creatividad, la innovación y la curiosidad.
  • Los niños pueden compartir y reflexionar acerca de sus trabajos de arte y aprender algo sobre sí mismos y el mundo en el que viven.
  • Cuando el arte está integrado a otras materias del programa escolar los niños se comprometen más en el proceso de aprendizaje.
  • El arte nutre el alma humana. Se siente bien haciéndolo. Da placer y relaja.
  • El arte trae los recursos culturales de la comunidad dentro de la clase.
  • Fortalece el vínculo con las raíces familiares y culturales del niño.
  • El arte involucra a padres y tutores en la escuela invitándolos a participar como voluntarios en diversas actividades.
  • El arte proporciona un medio, un piso en común, para atravesar estereotipos raciales, barreras y prejuicios.
  • El arte es valioso por sí mismo ya que facilita la expresión de pensamientos y sentimientos, y permite a los niños manifestar su creatividad, desde pequeñitos y a lo largo de toda sus vida.